Hellín

Historia

Escudo de HellínHace 200.000 años "los hombres primitivos" estuvieron asentados en el paraje llamado "La fuente", manantial de agua que se encuentra al norte de la ciudad de Hellín. Igualmente se han encontrado vestigios del Paleolítico y Neolítico en la Fuente de Isso, Pedernaloso, Arroyo de Agra...

En las cercanías de Minateda se localiza uno de los abrigos con pinturas rupestres más importantes del arte levantino, el "abrigo Grande de Minateda", ubicado en el lugar llamado Barranco de la Mortaja. Este abrigo, junto con los de Alpera, es uno de los más representativos yacimientos de esta representación artística, conteniendo un friso con más de trescientas figuras que representan escenas de caza, familiares, etc. Fue el Abate Breuil, el "padre de la Arqueología", el que en 1920 lo descubrió, junto con otros menores que se encuentran en los parajes llamados "Canalizo del Rayo" o "La Higuera", estudiados posteriormente todos ellos por numerosos prehistoriadores.

Cerca de este lugar, el Tolmo de Minateda representa el asentamiento humano más importante de nuestro pasado. Iberos, romanos y visigodos dominaron sucesivamente este cerro amesetado, junto al Arroyo de Tobarra, situado en lo que fue un importante cruce de caminos, en un enclave estratégico de primer orden. Murallas de distinta época que defendían la entrada a la ciudadela, viviendas, aljibes, almazaras y recientemente la impresionante basílica visigoda puesta al descubierto, nos hablan de una vida social, económica y militar de extraordinario relieve. Es quizá el más importante enclave arqueológico del sureste español, uno de los futuros cinco parques arqueológicos de Castilla la Mancha. Algunos yacimientos existentes en la zona permiten fundamentar la influencia de las culturas griega y fenicia.

Según Argaiz y varios seguidores suyos, 500 años A.C. aproximadamente, fue fundado Hellín por los hebreos, y recibiría este nombre en recuerdo del sumo sacerdote Heli, tesis que forma parte más de una leyenda que de un hecho histórico. Según las tablas de Tolomeo y la Geografía General de Juan Bautista Carrasco, se conoce con el nombre de Ilunum una ciudad situada en la Bastetania, comarca de los Marsos que fué fundada por los romanos en el año 200 A.C. Ilunum debió ser el Tolmo de Minateda, que por todos los restos arqueológicos, pudo tener mucha importancia, desde donde se dirigió la operación romanizadora.

La villa de Hellín es una de las más importantes villas romanas que permaneció activa entre los siglos II y IV D.C., localizada al norte del actual casco urbano de la ciudad. Los mosaicos encontrados se pueden contemplar en el museo de Albacete, aunque el original se encuentra en el Museo Nacional de Arqueología de Madrid.

La historia visigoda en la región tiene un importante documento en "La Camareta", eremitorio situado junto al pantano de Camarillas. Este pueblo entró en la península en el 415 como federado de los romanos, para combatir a los invasores bárbaros. Hellín en estos momentos no se conocía como Ilunum, sino como Ello, y debió de adquirir importancia por la creación del obispado de Ello.

Tras la conquista del Islam, los árabes la denominaban Iyyu(h). En los primeros años conflictivos de su dominio en la península, los árabes decidieron crear una nueva ciudad diferente a Orihuela, que los estaba traicionando. De esta forma empezaron por construir el castillo de Hellín en el año 753, desde donde iban a dirigir la política y la administración del antiguo condado de Teodomiro. En torno a sus murallas nació la ciudad.

Diseño y desarrollo: XL design+thinking Asociación Campos de Hellín. C/ Daniel Chulvi 3, 02500-Tobarra-Albacete. Tel. 967325804. Fax 967325795. camposdehellin@camposdehellin.com